Blog dedicado a la biografía breve de personajes destacados y curiosos de la provincia de Guadalajara, hasta el siglo XX, por Tomás Gismera Velasco.-correo: atienzadelosjuglares@gmail.com

viernes, agosto 12, 2011

FRANCISCO LAYNA SERRANO


Escritor. Historiador. Médico Otorrinolaringólogo.
Luzón (Guadalajara), 27 de junio 1 893-Madrid, 8 de mayo de 1971


 “Nací en un pueblo llamado Luzón, perteneciente al antiguo señorío de Molina, en la provincia de Guadalajara, y puede decirse que no lo conozco pues teniendo uso de razón solo estuve en él una tarde con el objeto exclusivo de ver en que clase de lugar vine al mucho, hecho acaecido en la madrugada del 27 de junio de 1893; por cierto, muchas prisas sentí por asomarme a este valle de lágrimas pues nací sietemesino y estuve dos meses entre la vida y la muerte, hasta que cumplido el plazo natural de la existencia intrauterina, la robustez progresiva fue sustituyendo a la endeblez primera. 






FRANCISCO LAYNA SERRANO

   Francisco Layna Serrano es, quizá, el personaje más relevante de la cultura del siglo XX en Guadalajara.
   Hijo de médico rural nació en Luzón el 27 de junio de 1893, y en  Ruguilla pasaría su infancia hasta llegar al Instituto de Guadalajara, donde se hizo Bachiller; de aquí pasó a la Universidad madrileña para licenciarse en Medicina en 1916, especializándose en otorrinolaringología.
   Colaboró en diversas revistas médicas, dando a la imprenta obras de referencia para su época, como “Ensayos sobre Otorrinolaringología” (1921), o “Reflexoterapia endonasal” (1929). Sin embargo, la dedicación a la historia de su tío Manuel Serrano Sanz, le hizo inclinarse por ella al ser nombrado, Serrano Sanz, Cronista Provincial.
   Con su primer trabajo “El Monasterio de Óvila” (1932), se dio a conocer en la provincia al alzar la voz contra la expatriación del monumento. A continuación vio la luz su obra: “Castillos de Guadalajara” (1933).
   A la muerte de su tío Manuel le sucedió en el cargo de Cronista Provincial, ingresando, como Académico correspondiente, en las Reales de Bellas Artes y de la Historia, publicando otro de sus libros: “La arquitectura románica en la provincia de Guadalajara” (1935). Posteriormente la que será una de sus grandes obras: “La Historia de Guadalajara y sus Mendozas” (1942), que le valdría el premio Fastenrath, así como el ingreso en la Hispanic Society of América.
   Los “Conventos antiguos de Guadalajara” (1945); la “Historia de la Villa de Atienza” (1946), y la “Historia de la Villa condal de Cifuentes” (1955), formarán parte de sus grandes obras, junto con numerosos estudios y monografías provinciales, entre las que cabe citarse La Caballada de Atienza o el Palacio del Infantado de Guadalajara.






   Colaboró en la prensa provincial y nacional. Siendo, además, pionero de la fotografía, dando a la imprenta, junto al también fotógrafo guadalajareño Tomás Camarillo: “La provincia de Guadalajara; descripción fotográfica de sus comarcas” (1948).
   Dotado de un gran carisma en cuanto a liderazgo, ya en 1914 fue uno de los líderes en las huelgas estudiantiles universitarias, reunió a su alrededor a la élite de la cultura provincial, formando parte de la fundación de la Casa de Guadalajara en Madrid (1933), o de la tertulia “La Colmena” (1947); así como de numerosas iniciativas que buscaron el desarrollo social, cultural y turístico de la provincia, .
   Su trabajo se vio recompensado con los nombramientos de Hijo Predilecto de la Provincia, y de Luzón; Hijo Adoptivo de Ruguilla, de Atienza y de Cifuentes. Recibiendo la Encomienda de Alfonso X el Sabio, la Cruz de la Beneficencia, la Medalla de Arte y Literatura, etc.
   Falleció en Madrid el 8 de mayo de 1971 siendo enterrado, al día siguiente, en el cementerio de Guadalajara.


Tomás Gismera Velasco



Puedes conocer más sobre Francisco Layna a través del libro:

Guadalajara en Madrid: La emigración de los guadalajareños a Madrid, y sus movimientos culturales, de Tomás Gismera Velasco,  (Pinchando aquí)



Su biografía completa la encuentras aquí-











Tomás Gismera Velasco

Biógrafo de Francisco Layna Serrano