Blog dedicado a la biografía breve de personajes destacados y curiosos de la provincia de Guadalajara, hasta el siglo XX, por Tomás Gismera Velasco.-correo: atienzadelosjuglares@gmail.com

viernes, septiembre 05, 2014

DOROTEO CABELLOS ESTEBAN

Atienza 1870?-Atienza, 11 de septiembre de 1936
Industrial-Alcalde de Atienza-Diputado Provincial.

   No es mucho lo que sabemos en torno a la vida de Doroteo Cabellos Esteban, quien nació en Atienza en torno al año 1870, hijo de comerciantes de la villa, y a cuyo oficio se dedicó, regentando la carnicería-taberna situada junto al Arco de San Juan, negoció que traspasó al jubilarse en los inicios de la década de 1930.

   Hombre de ideas republicanas e izquierdistas, tomo parte activa en la fundación del Casino del Obrero, que se situó en las cercanías del Arco de la Guerra, tomando igualmente parte en distintas iniciativas ideadas a partir de la década de 1920 por el maestro Bruno Bayona y el médico Carmelo Martínez Aldaz entre otros, iniciativas entre las que figuraron la instalación de escuelas nocturnas para adultos, enseñanza gratuita para cuantas personas lo necesitasen, etc.

   En 1933 fue elegido Alcalde de Atienza, anteriormente ya fue concejal en varias ocasiones, significándose su mandato por un incesante avance cultural de la villa, a la que se llevaron las exposiciones pictóricas que entonces recorrían España, abriendo la población a la provincia. Al propio tiempo ocupó el puesto de Diputado Provincial por el partido de Atienza.

   En el momento del Golpe de Estado del General Franco, y como consecuencia de este la llegada de la Guerra Civil de 1936, el Alcalde Doroteo Cabellos se puso al servicio de la República, no obstante, el 19 de julio de 1936 fue destituido de su cargo, ocupando la alcaldía don Luciano Más Casterad.

   A la llegada a la población del capitán de infantería José Héctor Vázquez, y tras los intentos de tomar Atienza por las fuerzas republicanas que ocuparon Sigüenza, tras el último intento, mediado el mes de agosto de ese 1936, Doroteo Cabellos Esteban fue acusado decolaborar con las fuerzas enemigas al Glorioso Movimiento Nacional, siendo retenido cautelarmente en su domicilio.

   Días después, el 11 de septiembre, fue llevado a la Plaza Mayor, donde las fuerzas falangistas de Vitoria al mando del capitán José Héctor Vázquez, animados por varios representativos hijos de Atienza, cargaron a sus espaldas un trillo, con él a las espaldas, y amenazado por José Héctor Vázquez, se le hizo correr a través de la plaza hasta donde sus fuerzas alcanzaron. Hasta caer rendido.

   Las fuerzas falangistas al mando de José Héctor Vázquez lo remataron en la misma plaza, ordenando que su cadáver, sin acompañamiento, fuese trasladado al cementerio.

   Los cómplices atencinos del presunto asesino, José Héctor Vázquez, olvidaron a don Doroteo Cabellos Esteban, un hombre bueno, y homenajearon a su presunto asesino dando a la antigua calle conocida como "De la Salida", el nombre de tan siniestro personaje. Nombre que todavía hoy, para vergüenza de un pueblo, continúa ostentando.

Más, sobre Doroteo Cabellos Esteban y su asesinato: