Blog dedicado a la biografía breve de los personajes de la provincia de Guadalajara, hasta el siglo XX, por Tomás Gismera Velasco.-correo: atienzadelosjuglares@gmail.com

sábado

ALEJO IZQUIERDO SANZ




Clérigo
Campillo de Dueñas (Guadalajara),   1842  - Madrid, 27 de enero de 1911

Alejo Izquierdo Sanz nació en Campillo de Dueñas, en el partido de Molina de Aragón, en 1842 o 1843 (No está clara la fecha, pues mientras en algunos apuntes se cita el primer año, en otros se cita el segundo).
Cursó Latín y Humanidades en Zaragoza, donde contrajo estrecha amistad con quien sería cardenal Cascajares.

En Sigüenza, su diócesis de origen, estudió Filosofía y Sagrada Teología, ganando por oposición, siendo todavía estudiante, una beca y la cátedra de Lengua Hebrea.

Terminada su carrera fue destinado como cura a la localidad de Trillo, marchando al poco tiempo a Madrid como capellán de los condes de Plasencia.

Su llegada a Madrid coincide prácticamente en el tiempo con el nombramiento de su primo, Narciso Martínez Vallejo-Izquierdo, como obispo de Salamanca, quien lo reclamó a su lado para desempeñar la secretaría de su Cámara, nombrándole además, canónigo de la catedral de Salamanca.

Trasladado a Madrid su primo Narciso, para ocupar la primera sede como obispo de la capital de España y encargarse de la constitución de su obispado, Alejo Izquierdo vino con él a Madrid, con la dignidad de Chantre y administrador general de Capellanías.

Se encontraba junto al obispo de Madrid el día en el que este sufrió el atentado que le costó la vida, quedando en Madrid tras la muerte de su primo, ocupando importantes cargos en el obispado.

El 4 de agosto de 1893 fue nombrado Deán de la catedral madrileña, cargo que ocupó, entre otros como el de Gobernador eclesiástico, hasta su fallecimiento, en la capital del Reino, el 27 de enero de 1911, a los sesenta y nueve años de edad. 

Sus exequias fúnebres fueron seguidas por un numeroso público, ya que era una auténtica personalidad en Madrid, haciéndose eco de ellas la prensa madrileña: “Asistieron el obispo de Madrid-Alcalá y los de Lugo y Astorga, los curas párrocos de Madrid, el personal de la Secretaría de Cámara del Obispado, el Cabildo de la catedral en pleno y muchas personalidades.

   Terminada la misa de la que tomó parte la capilla musical dirigida por el maestro Serrano, se procedió a conducir el cadáver desde la casa mortuoria, calle del Salvador 3, al atrio de la catedral. Concluida la ceremonia se condujo el cadáver al cementerio de la Sacramental de San Justo, acompañándole además de una concurrencia numerosa, la Comisión del Cabildo de la Catedral, compuesta de los señores lectoral, arcediano, secretario de cámara, canónigo y mayordomo del prelado.

   La ceremonia ha revestido los caracteres de verdadero acontecimiento religioso, Precedía al coche fúnebre la cruz de la parroquia de Santa Cruz, y detrás del cadáver marchaba a pie la presidencia de la que hemos hecho méritos y más de cien sacerdotes, yendo a continuación sesenta carruajes, la mayor parte de particulares”.

   Donó a los cabildos de Madrid y Sigüenza todos sus bienes, así como la casa en la que vivió, para fundar en ella una casa rectoral para estudiantes pobres, instituyendo becas para dichos fines, y realizando en vida innumerables obras de caridad en beneficio de los pobres de Madrid.

Tomás Gismera Velasco